miércoles, 21 de enero de 2009

A Veces El Cielo Estaba En Los Charcos…

A veces el cielo estaba en los charcos
Junto a nuestros juegos
También aparecían fugaces cabelleras en las aceras
Por las noches agradecíamos el aroma del jazmín inmaculado
Rondando por los parques
Buscando la amistad entre el pasto y los arbustos
Pues cada uno portaba
La linterna de lo hermoso y sorprendente del primer querer
Un recuerdo lejano que se acerca al acabar melodías dispersas
Las horas eran inocentes como los tréboles al atardecer
Porque no sonaba ningún teléfono
Y nos recocíamos por los silbidos inventados
Por los insectos cazados por los ojos cristalinos
O alzando las manos nos saludábamos a través del viento
Ahora todo ello está marcado por el blanco secreto de ser amigos

11 de Mayo de 1999

Poema inédito hasta la fecha. En memoria de mi adoraba infancia en San Felipe (Comas, Norte de Lima).