sábado, 18 de julio de 2009

Cómodamente El Dobladillo De La Cortina Se Deshace…

Cómodamente el dobladillo de la cortina se deshace, caen los velos azules y las tijeras se vuelven inútiles para mi placer. El viento del jardín adyacente a este amor puede acarearme hasta el mar, con la mano sujeta a la cintura de la hermosa mujer que me alza de la pradera cuando aprisiona a las vizcachas brumosas. Y hoy, con los anteojos develados por el vapor de coral, heme aquí tocando a las mismas estrellas del sur de esta tierra, en este alto punto de las montañas almidonadas, visión de la luminosidad dentro de los falansterios donde trabajan las obreras bajo frutos colgantes. Abro de extremo a extremo estos brazos de cornucopia ardiente para así sacarme el bajo vértice de la tristeza o de la alarma o de la abnegación ante las olas huracanadas. El primor y el alba se meten en el interior de los tubos de ensayo trepando por entre el agua derramada en la lámpara de imágenes como una antigua cena retenida en la garganta. Pero ella sigue enumerando las páginas donde he puesto todo el corazón, escritos con largas ágatas bajo el sonido de la flauta aleznada colgada en el tejado medular. Arriesgo en cada vuelta de la red de pescador la tierna captura del pez luna en cuyos cabellos mojados debo dejar el despertar de los pies de mi amada recolectora de amiantos y crisálidas, dejar su inmensa caridad compuesta de rosas magnéticas y, por último, dejar sobre este pez halagado, sus caminatas acompañadas por elegantes colibríes entre las ramajes de nuestra constelada estancia. De la noche puedo hacer el número exacto de frescas palabras para hablarte sobre estos fuegos naturales en el cielo de pensamientos frágiles hacia tus oídos plateados y repujados. Y a todo esto mi desvalijamiento causa la unión de ventanas, puentes, torres, faroles, fontanas y bosques, lugar donde puedo tomar tus manos lujosas y amarte con la hierba.

13 de Julio de 1996

Este poema en prosa apareció en mi libro Laguna De Electricidad (1998). Solo he corregido la palabra falansterios (la comunidad utópica de Charles Fourier), que erróneamente en el libro apareció como falanstenios. Con anterioridad me posteado otro poema de esa colección aquí ^_^