lunes, 13 de abril de 2009

Bajo Una Llovizna De Aros...

Bajo una llovizna de aros
Las esmeraldas ocultas en el río
Acarician los latidos del tiempo
Y en segundos
Vuelven a ser las redondas sábanas
Que con devoción hacen un camino
De girasoles a los costados
A ellos arrojo cajas musicales
Y piezas de ajedrez
Inservibles para mi cerebro-gaviota
Pues poco entiendo
Este mapa de la laguna de estrellas
Y así acaso llegan goteantes flamas
Una claraboya azul
Prenderá sus luces ancianas
Para señalarnos la comarca
El sitio perturbador
De los fagots sobre los mástiles
Del amor a caballo
Entre ángeles vegetales

20 de Febrero de 1996

Uno de los tantos poemas [inéditos] que escribí en aquel fértil año de 1996. Aprovecho este post para agradecer las constantes visitas a este blog (casi 1800 desde diciembre) que vienen de diversos puntos del planeta, incluso desde Moscú... ¡quién iba a decirlo! Muchas gracias amigos ^_^